Coaching

Cuidar al ser

17 julio, 2014

Cuida al ser
Es tiempo de verano y para muchos, tiempo de disfrutar, de descansar, de pasarlo bien.
A mi me pasa que quiero hacer tantas cosas que incluso ir a la playa lleva una casilla al lado para ponerle el “hecho”.
Tal vez a alguien más le pase que la necesidad de disfrutar se haya transformado en la obligación de hacerlo. Y quiero compartir lo que descubrí dentro de mi cansancio de ir haciendo cosas para disfrutar.
Necesito cuidar mi ser, mimarlo, dejarlo que disfrute de la manera que lo hacen los niños. No es una obligación sino la ausencia de ella. Es permitirse hacer lo que más nos apetece aunque esto sea no hacer nada en absoluto. Es tumbarse al sol sin leer, sin mirar el teléfono, por supuesto y tal vez mirar las nubes, escuchar el viento y estar simplemente.
Es también hacer las cosas por el puro placer de disfrutarlas y no por la obligación creada. Y tal vez nos veamos haciendo lo mismo pero con alegría y con una sonrisa en los labios.

Hay un tiempo para todo, para hacer y también para cuidar al ser. ¿Y sabes qué? El ser llenará de sentido todo lo que hagas!

¡Pásalo muy bien!

Te podría gustar también

Sin comentarios

Dejar una respuesta