Archivos

Sin categoría

LA FUERZA DEL LADO OSCURO

5 noviembre, 2015

Llevamos tiempo hablando de la grandeza, de la luz y del brillo que hay en cada uno de nosotros y esto nos ha hecho ser personas más alineadas con nuestros propósitos, más creativas y más audaces. Sin embargo hay algo que necesitamos explorar para ser seres completos: nuestro lado oscuro. Tal vez, dicho así pueda parecer contradictorio. Sin embargo todos conocemos de que se trata. Muchas veces los enfoques en este sentido han despertado en nosotros la idea de que allí, en el lado oscuro, hay algo que curar, limpiar, eliminar. La verdad es que allí hay mucho que abrazar, de lo que tomar consciencia y aceptar. Este es el siguiente nivel de desarrollo de nuestro ser. Yo no soy yo si sigo ignorando, viviendo de espaldas y negando mi lado oscuro. Para seguir con mi propio desarrollo necesito dejar de invertir tanta energía en negarlo, ocultarlo y suprimirlo. Sólo cuando acabo aceptandolo y reconociendolo como una parte más de mi, esta energía puede derivar en potencial creativo.
El pasado mes de Mayo comenzamos con dos retiros que ayudan a las personas adentrarse allí y sacar su fuerza para construir sus sueños. Fue un éxito de todos y una oportunidad de crecer desde el otro.

Liderazgo

LA CLAVE DEL ÉXITO

1 octubre, 2015

A todos nos gustaría encontrar la fórmula mágica que nos ayude alcanzar el éxito. Y en ocasiones, cuanto más lo estamos buscando menos fácil parece. Sin embargo hay una historia que ayer en “El Despertador de la 7PM” nos contó mi amigo Paco Valdés y que quiero compartir.

Hace muchos años atrás Paco estaba viviendo en Madrid en una comunidad. En uno de los espacios más bonitos del edificio donde vivían había una iluminación especial con unos focos muy potentes. Estos focos eran de los que tardaban un rato en encenderse y comenzar a difundir su bonita luz. Esta peculiaridad era lo que hacía que muy pocas veces los miembros de dicha comunidad llegaran a disfrutar de esta preciosa estancia con su especial iluminación. Cada vez que alguien pulsaba el interruptor había alguien quien, viendo que la luz no se había encendido, iba y lo volvía a pulsar y así muchas veces. Nos contaba Paco que muchas veces, a la mañana siguiente, encontraban toda aquella belleza iluminada en solitario.

Así que te quiero preguntar: ¿cuánto tiempo estás dispuesto a esperar hasta que tu luz ilumine en toda su potencia?